¿Para qué sirve el metal clay y cómo moldearlo fácilmente?

metal clay

El metal clay es un material que se utiliza en joyería para hacer distintas prendas de metal con procesos específicos. Tiene mucha fama debido a su facilidad para modelar y hacer distintas figuras con texturas y otros detalles muy interesantes.

No es necesario tener habilidades manufactureras profesionales para poder trabajar con este tipo de material y conseguir unas excelentes creaciones. Es muy fácil de utilizar debido a todas sus propiedades, además de que tiene un acabado de calidad y belleza.

Conoce aquí más información sobre el metal clay, su modo de uso y otras características importantes de su composición química.

Tabla de Contenido

    Características químicas del metal clay y su modo de uso

    El metal clay o la arcilla de metal es una mezcla de arcilla con fragmentos de metal y un aglutinante. En su estado húmedo es bastante fácil de moldear y darle forma en muchos tipos de figura para hermosos accesorios.

    El material principal de esta mezcla es la arcilla, que se caracteriza por ser el mejor elemento para crear artesanías. La arcilla contiene elementos sedimentarios presentes en las rocas y que con hidratación permiten el trabajo manual conocido como alfarería.

    Las partículas de metal de la mezcla pueden variar, aunque la más común es la plata para hacer accesorios manualmente. También se encuentran mezclas que contienen oro u otro metal precioso que sirva para este tipo de trabajos de joyería.

    Por último, se encuentra el aglutinante, que es el agregado que permite que la mezcla no se separe por partes. La mezcla también tiene cierta presencia de agua que sirve para mantenerla húmeda mientras se realiza el trabajo de creación.

    El primer pazo para usar esta mezcla es comenzar a darle forma apenas salida del empaque, aprovechando toda su humedad. Cuando se alcanza la forma requerida, se debe dejar secar por completo para que se endurezca la figura ya creada.

    Luego se deben corregir las imperfecciones del moldeado con herramientas como limas para uñas y lijas especiales para la alfarería. Cuando queda perfecta, se procede a realizar el horneado o cocción de la figura para resaltar las partículas de metal.

    Esto se puede hacer con un soplete si la pieza es pequeña, una estufa o un horno especializado para ello. Lo último es pulir la pieza para que el brillo del metal sea correcto y se obtenga el acabado deseado.

    Este es el procedimiento básico para trabajar con el metal clay y crear muchas piezas con un acabado muy hermoso.

    Beneficios de usar el metal clay para crear los accesorios

    Al utilizar el metal clay, el accesorio puede tener una forma que vaya más acorde con lo que deseamos crear. El proceso es muy rápido y no requiere de otros recursos adicionales ni herramientas de gran complejidad en su uso.

    Es ideal para crear piezas de joyería como zarcillos, dijes de cadena, anillos y muchos otros elementos para llevar consigo. Es un trabajo de artesanía de calidad y muy sencillo.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies para mejorar tu experiencia en nuestra web. Puedes leerlas cuando quieras en nuestra Política de Cookies