Los mejores cierres para pulseras

cierres para pulseras

Crear una pulsera implica evaluar cada cosa en ella, un error podría significar que la prenda termine muy sobrecargada o muy simple. Siempre debe quedar con tu estilo, elegir los colores, el tamaño de tu pieza, es decir, darle el toque de tu estilo.

Lo más importante para mantener esa sintonía en tu pulsera es elegir el cierre o broche correcto para la pulsera. Tiene que ser funcional y que combine con la dinámica de la pulsera, juega también un papel muy importante para mantener segura la pieza mientras está puesta.

El tipo de cierre para una pulsera es realmente muy importante y por eso te traemos los mejores cierres o broches para usar en tus pulseras.

Tabla de Contenido

    Tipos populares de cierres de joyería

    1.   Cierre de anillo de perno.

    Los cierres de anillo de perno son bastante comunes en cadenas y colgantes ligeras por su peso casi nulo, pero se ha visto actualmente en variedad de pulsera que han implementado este tipo de cierre.

    Este tipo de cierres para pulsera son los mejores si se desea abaratar costos también, ya que por ser bastante asequible, el único defecto de este tipo de mecanismo es que si se somete a mucho calor se dañaría, si son tamaños muy pequeños se vuelve un tanto difícil del poder abrochar, pero tampoco si se usa uno de gran tamaño, ya que roba el protagónico que debería pertenecer a la pulsera.

    2.  Cierres magnéticos.

    Este tipo de cierres para pulseras son bastante decorativos y consta de dos imanes ocultos en la carcasa exterior decorativa el cual se bloquea exactamente cuándo se coloca junto al otro. Estos se caracterizan por tener una forma esférica, son muy agradables y hermosos a la vista.

    Estos cierres son una gran opción si la pulsera que hacemos tiene joyas seguidas y necesitamos un cierre discreto, pero que al mismo tiempo sea agradable a la vista también. Los cierres magnéticos no son livianos ni baratos debido a la complejidad de su mecanismo.

    3.  Cierres deslizantes.

    Estos cierres de pulseras son bastante nuevos en la joyería. Están hechos con un inserto de silicona con un pequeño orificio en el centro que sujetara todo lo que se empuje dentro del mecanismo, al completarse el bucle se asegura la pieza.

    Esta pieza se usa mucho en collares de cuentas y para pulseras es ideal, permite ajustar el tamaño del cierre de forma rápida y luce lo suficientemente elegante que estará en sincronía con cualquier pieza.

    4.   Cierre de palancas.

    Esta pieza está hecha de metal con un agujero en el centro y una barra en forma de “T”. Para cerrar este tipo de mecanismo se debe girar de lado la barra y empujar dentro del anillo, esta se bloqueará cuando pase porque la barra es mucho más ancha que el anillo.

    Siempre debe asegurarse que la calidad del cierre  sea buena, ya que si la barra es demasiado corta se podría deslizar fácilmente por el anillo evitando el bloqueo.

    5.  Cierre de langosta.

    Tienen su nombre por el parecido con una pinza de langosta y son una de las más fuertes y pesadas. Si comparamos su precio con el cierre de perno son mucho más costosas, este tipo de cierres es muy útil a la hora de mantener sujeta una pulsera de cadenas, ya que son resistentes al peso.

    Siempre hay que tener en cuenta que el anillo debe ser  asegurado dentro del broche de langosta, el anillo no puede ser muy pequeño, ya que será muy difícil el bloquearla.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies para mejorar tu experiencia en nuestra web. Puedes leerlas cuando quieras en nuestra Política de Cookies