¿Por qué los cierres omega son mejores para pendientes?

cierres omega pendientes

En el mundo de la joyería existen muchos pendientes que varían según la pieza que se quiere realizar y según la persona que la haga. Muchas veces buscamos cierres cómodos también y que sean más fáciles para que así el comprador no tenga dificultades para bloquear y desbloquear.

Es por eso que entre todos esos tipos de cierres para pendientes no dudamos en recomendar los cierres omegas, estos darán una gran elegancia a cualquier pendiente que se haga y sobre todo son muy buscado entre los usuarios por su comodidad y facilidad de cierre.

Tabla de Contenido

    ¿Qué son los cierres omegas para pendientes?

    Sin temor a equivocarme estos son quizás uno de los mejores cierres para pendientes que se fabrican actualmente, aunque su forma se ha visto en antiguos pendientes y este se ha modernizado para ser práctico además agradable a la vista sin afectar a las piezas que hagan el pendiente.

    El cierre omega está combinado directamente con un perno el cual se encuentra completamente liso y redondeado, este atravesara el lóbulo de la oreja.  Con otro hilo se forma una pala que estará ahuecada y basculante esta presionara el lóbulo de la oreja para contra el pendiente.

    Debido a la curiosa forma de su diseño se le conoce como “omega”. La presión que ejerce la palanca deberá regularse, si no podría molestar al usuario en la oreja o lastimarla. Este tipo de cierres para pendientes se caracteriza por ser usados en pendientes de gran tamaño, ya que necesitan espacio para colocarlos.

    Proceso para la creación de un cierre omega para pendientes.

    Este cierre omega para pendientes está hecho con un talón o soporte que es donde la parte con forma de omega estará montado a la par de un perno que deberá ser soldado para mejorar la resistencia, la soldadura debe hacerse exactamente a 7 o 9 mm del talón.

    Primero se deberá soldar la parte del talón que será nuestro soporte, el perno también se soldara. Una vez que todas las piezas están puestas en sus posiciones y se termine de soldar es que se instalará la pieza con forma omega.

    Uno de los datos más importantes en la creación de este cierre para pendientes es que la pieza que tiene forma de omega no debe ser reconocible; esta tendrá la tensión que el hilo omega le proporcione y nada más eso.

    Estos pasos son muy útiles también a la hora de reparar este tipo de cierres, el omega deberá desmontarse antes de soldar cualquiera de las demás piezas. Para realizar definitivamente el remache se comenzará a introducir el hilo delgado y pequeño a través del talón y del omega es en ese punto que se deberá rematar con un martillo o martillo percutor de la forma más delicada posible.

    Estos cierres omegas para pendientes son quizá no tan asequibles como el resto, pero son mucho más duraderos, resistentes y mantendrán la pieza de tu joyería mucho más hermosa y elegante para el ojo de los futuros compradores.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies para mejorar tu experiencia en nuestra web. Puedes leerlas cuando quieras en nuestra Política de Cookies